Técnicas de respiración para relajarse

Psicología positiva: qué es y cómo nos guía hacia la felicidad
noviembre 16, 2018
Ejemplos de juegos de razonamiento para niños
enero 16, 2019
Show all

Técnicas de respiración para relajarse

Técnicas de respiración para relajarse

Uno de los mayores problemas de la vida moderna es el estrés. El frenético ritmo que llevamos en nuestra rutina ha llegado a superar los límites de lo establecido, provocando que nos sintamos ansiosos, agobiados y, muchas veces, sobrepasados por las situaciones que debemos afrontar. Aunque el primer acto que realizamos en vida es el de respirar y hasta el momento de nuestra muerte no dejamos de hacerlo, los expertos han llegado a la conclusión que, mayormente, las personas del mundo occidental no sabemos respirar adecuadamente. Esto provoca todo tipo de problemas, tanto para la salud física como de carácter emocional.

Por eso, hoy en esta nueva entrada de nuestro blog, queremos presentaros algunas técnicas de respiración que os ayuden a encontrar ese punto de relajación necesario, cuando todo parece perdido, mediante ejercicios que os permitan recuperar la serenidad y desconectar.

Tres ejercicios de respiración

Lo único que nos hará falta para llevar a cabo, correctamente, estos ejercicios es tiempo. Con unos minutos basta para incorporarlos a nuestra rutina y comenzar a notar sus beneficios. Lo ideal, sería que cada día dedicáramos un rato a practicar alguno de los ejercicios de respiración para relajarnos e ir sintiendo sus particularidades.

Para sacar el máximo provecho de estas tres prácticas es necesario, antes, tener unas consideraciones presentes y, así, realizarlos de forma adecuada.

  • Adoptar una postura cómoda con la espalda recta (puede ser sentado o tumbado).
  • Vestir ropa cómoda y ancha, que no apriete y permita amplia libertad de movimientos sin provocar tirones o molestias de cualquier tipo.
  • Practicar los ejercicios en un lugar apropiado donde nadie pueda molestarnos o alterar nuestra concentración, libre de ruidos y distracciones.
  1. Respiración alterna

El primer ejercicio de respiración para relajarnos que vamos a ver, a continuación, es el único en el que vamos a respirar, exclusivamente, por la nariz. El aire entrará y saldrá por ésta sin usar la boca en ningún momento.

Nos colocamos en una postura cómoda, como hemos dicho anteriormente. En este ejercicio vamos a alternar la respiración nasal por uno y otro agujero, es decir, con los dedos de la mano taponaremos uno de ellos y realizaremos una respiración larga y profunda por el otro (destapado). Una vez terminada la inspiración, destaparemos el agujero tapado y taponaremos el destapado, para espirar el aire por él.

La siguiente respiración deberemos hacerla al revés, inspirando por el agujero que la vez anterior se había mantenido tapado primero. Si la primera respiración inhalamos por el derecho y espiramos por el izquierdo, ahora inhalaremos por el izquierdo y exhalaremos por el derecho. Y así, alternativamente, durante cinco minutos.

  1. Respiración por tiempos

En este segundo ejercicio, como su nombre bien indica, vamos a realizar respiraciones en diferentes tiempos. Estos son: inspiración, retención del aire y espiración. Con prácticas como esta logramos tener un mayor control sobre nuestra respiración y controlamos la toma profunda de aire. La clave para hacer este ejercicio correctamente consiste en respetar los tiempos entre las tres fases. Por ejemplo, la secuencia idónea es inspirar los segundos necesarios y retener el aire el doble de tiempo, para soltarlo en el triple inicial. Numéricamente hablamos de respiraciones con tiempos como 2’>4’>6’ o 5’>10’>15’.

  1. Respiración mental numérica

El último ejercicio de relajación mediante respiración se basa en respiraciones continuadas, con su toma y expulsión del aire, de forma lenta y controlada, pero con la unicidad de que, esta vez, cuando realicemos cada inspiración, contaremos mentalmente el número de respiraciones que llevamos. El objetivo es llegar a cien seguidas sin distraernos. Aunque pueda parecer un ejercicio más que simple, la gran mayoría de veces quienes realizan este ejercicio, por A o por B, ben truncadas sus aspiraciones a llegar al número, por cualquier factor ajeno que termina sacándolos del momento de relax y perdiendo la cuenta. ¿Podréis lograrlo vosotros?