Técnicas de relajación y desarrollo para niños con TDAH

Consejos para manejar el estrés
diciembre 15, 2017
Cómo gestionar la agresividad infantil
febrero 15, 2018
Show all

Técnicas de relajación y desarrollo para niños con TDAH

Técnicas de relajación y desarrollo para niños con TDAH

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno genético de origen neurobiológico crónico que, en la actualidad, afecta a un alto porcentaje de la sociedad. Existen, incluso, personas que aún y sufrirlo durante toda una vida, no ha sido hasta su mayoría de edad y en la etapa adulta, cuando han sido diagnosticadas correctamente.

Aunque, mayormente, su diagnóstico se lleva a tiempo con precocidad, el trastorno debe tratarse siempre, y se debe aprender a saber cómo llevarlo el resto de la vida; pero es siendo niños cuando debemos prestar mayor atención a las señales que nos advierten de su presencia en éstos y ayudarles, utilizando los métodos y tratamientos que existen, para mejorar esa ansiedad, ese déficit de atención y esa impulsividad que presentan estos casos.

Un tratamiento integral debe tener presente diferentes ámbitos pedagógicos del pequeño, desde terapias cognitivo-conductuales, a entrenar las habilidades sociales del pequeño, o realizar un abordaje psicoeducativo. Pero, tras el análisis profesional, existen también técnicas de relajación y control del estrés que permiten reducir la sintomatología de los niños y ayudar, en casa, a mejorar la comunicación y el ambiente familiar.

Hoy, desde Psicólogos Tortosa, queremos facilitaros algunas de esas técnicas. Ideas que os sirvan para implementar simples ejercicios en vuestra rutina en casa con los que enseñar a vuestros hijos a reducir su impulsividad e inquietud que provocan esa inatención que presentan.

“Tener TDAH no significa solo que no pueda estarme quieta (aprendes a disimularlo, con más o menos éxito), sino también que tenga la sensación perenne de que algo dentro de mí está encendido, de que me esté cayendo por una montaña rusa sin final. Incluso cuando te propones firmemente parar, ya no puedes”.

Un testimonio real que nos lleva a tratar de entender la magnitud de este trastorno y a ser conscientes de la importancia de controlarlo y ayudar a esos pequeños seres que tanto queremos a convivir con él, sin que afecte a su cotidianidad.

Aplicación de ejercicios en casa

En primer lugar, las estrategias de relajación para niños con TDAH deben ir encaminadas hacia mejorar, precisamente, la atención y al aumento de las capacidades cognitivas, así como tratar de establecer nuevos y mejores hábitos, actitudes y conductas correctivas que sean positivas para el niño, ayudándole a aprender nuevas maneras de reaccionar.

Estas técnicas pueden combinar desde ejercicios de respiración, a ejercicios posturales y de expresión corporal, o de psicomotricidad y deporte.

En los centros más especializados, se aplican ideologías distintas. Una de la últimas y más innovadoras es el mindfulness (recién incorporado en los programas de intervención del TDAH), que se basa en la capacidad de prestar atención y en las experiencias presentes vividas por el niño en el momento, con todos sus pensamientos, emociones y sensaciones corporales.

Incluso el yoga está siendo, también, muy eficaz como soporte complementario al tratamiento del TDAH. En este caso, si practicáis esta técnica de relajación y os sentís preparados en casa, podéis realizar una clase toda la familia, algo que puede ser de gran beneficio para vuestro pequeño y que os ayudará a todos a favorecer esa sensación de relax y focalizará vuestra concentración y la de ellos. Puede parecer complicado aplicar estos conceptos de gran envergadura a niños, pero ciertamente se ha demostrado que las posturas y técnicas de respiración que se ejercen en esta doctrina promueven una relajación muy profunda que calma la mente y fortalece el sistema nervioso, favoreciendo la activación de los mecanismos de atención y concentración y, como no, el aprendizaje, en general.

Una base todavía más sencilla

Además de la actividad física que comentábamos anteriormente, también podéis contribuir a ayudar a vuestros hijos con otro tipo de ejercicios aún más sencillos y fáciles de llevar a cabo en cualquier momento; tareas con mayor grado de adaptabilidad y funcionales para llamar la atención de vuestros pequeños. Gracias a ellos, lograréis un trabajo muy útil en casa que mejore y estimule la concentración del niño, así como le permitirá seguir desarrollando la memoria y sus funciones cognitivas durante la resolución de los “problemas”.

  • Laberintos
  • Puzles y rompecabezas
  • Colorear sin dejar espacios
  • Leer cuentos

Cada una de ellas, son estrategias de relajación para los niños que sufren un trastorno de este tipo y, verdaderamente, les ayudan a mantener la atención y mejorar su concentración, tanto en el entorno familiar como a la hora de afrontar su día a día en el ámbito escolar.

Esperamos que con estos pequeños consejos os hayamos ayudado a conocer algunas técnicas de relajación y desarrollo para estos niños que padecen TDAH y recordaros que, ante cualquier duda, estaremos encantados de ofreceros nuestra ayuda en el centro Rosa Mª Balsells Psicóloga para proporcionaros todo lo que necesitéis. Gracias y hasta nuestra próxima entrada.