¿Qué es el síndrome de Münchausen?

Guiar a tus hijos ante una pelea
octubre 15, 2019
Show all

¿Qué es el síndrome de Münchausen?

¿Qué es el síndrome de Münchausen?

Muchas son las dolencias que afectan a nuestro organismo. Algunas de estas enfermedades, únicamente, tienen consecuencias médicas; otras, en cambio, interfieren con otros ámbitos de la salud como el psicológico, el que, de forma directa, nos atañe. El Síndrome de Münchausen, es una de esas dolencias con graves consecuencias que puede ocasionar daños físicos y, especialmente, mentales en los individuos que lo padecen.

Hoy, desde esta nueva publicación en nuestro blog de Rosa MªBalsells Psicólogos Tortosa, profundizaremos en él y conoceremos más de cerca una realidad que, a veces, pasa desapercibida, pero que se encuentra muy presente en la sociedad.  Así pues, empecemos por definirlo.

El Síndrome de Münchausen es un trastorno mental que provoca que las personas que lo padecen se inventen dolencias, o enfermedades, para llamar la atención y conseguir la atención médica que creen necesitar, tanto para sí mismos como en terceras personas (normalmente, los hijos).

La gravedad de este desorden radica, además, no sólo en el hecho de tener importantes consecuencias psicológicas, si no en que, muchas veces, el paciente que la sufre llega a autolesionarse para dar credibilidad a sus “delirios” y lograr esa atención que busca. Un trastorno complejo, como podemos ver, que requiere de unos cuidados y de unas atenciones especiales una vez detectado, para frenarlo.

Un camino peligroso, muy difícil de prever

Esta enfermedad, generalmente, se desarrolla en la primera etapa de la vida adulta, por lo que no es nada genético que pueda transmitirse. Suele ser más común entre hombres y se cree que el hecho de haber sufrido abusos, o abandono, durante la infancia son factores de riesgo para devenir el blanco perfecto de esta enfermedad. No obstante, aún a día de hoy, se sabe muy poco sobre las causas que provocan este síndrome, por lo que se lo ha catalogado entre los trastornos más complicados de prever, con lo que ello conlleva: saber cómo prevenirlo y tratarlo.

Las personas que padecen el Síndrome de Münchausen son muy perspicaces y saben manejar la situación como auténticos enfermos, aunque no de esa dolencia, si no de cualquier otra. Llegan, incluso, a adquirir conocimientos médicos muy amplios cuanto a términos y procedimientos. Gracias a ello, son capaces de “engañar” y convencer a los profesionales del sector, creando situaciones concluyentes que hacen que los médicos busquen, realmente, las pruebas de esa enfermedad que la persona dice sufrir.

Es tanto su autoconvencimiento por convencer a los demás y convencerse a sí mismos, que estas personas llegan a acudir a distintos hospitales y centros médicos contando siempre la misma historia. Una forma de sentirse “realizados” cuando les realizan las distintas pruebas médicas, que terminan concluyendo en la negativa obvia y en el desconcierto de médicos y doctores.

Tratamiento psicológico y psiquiátrico 

A diferencia de las neurosis y las crisis de ansiedad, en el síndrome de Münchhausen predominan los signos y síntomas físicos sin el componente angustioso. Como decíamos, son provocados o inventados para demostrar la “verdad” de sus falsas dolencias. Los síntomas principales que los enfermos que padecen esta enfermedad describen son: problemas respiratorios, reacciones alérgicas, diarrea, vómitos, convulsiones, dolor abdominal y desmayos.

Es muy complicado diagnosticar a un paciente con Síndrome de Münchausen. Además, volviendo a la perspicacia que demuestran, son tan sagaces que, si sospechan, mínimamente, que los profesionales no se fían de sus historias, deciden cambiar e irse a otro centro médico donde sí les crean. Por lo tanto, darse cuenta de cuando alguien padece este síndrome, sólo puede diagnosticarse a través de la medición familiar. Cuando algún familiar comprende lo que le pasa a su pariente y expone al médico la situación, entonces será cuando se analice en profundidad el historial de enfermedades “supuestas” y se entienda la red de inventos trazada, debido al trastorno.

A partir de ese momento, comienza un arduo camino para tratar la dolencia y determinar, por parte de psicólogos y psiquiatras, si las causas subyacentes de éste se deben a un trastorno de ansiedad, del estado de ánimo o a una enfermedad de la personalidad. Y es que, los enfermos de Münchausen se caracterizan, también, por ser personas con problemas de identidad, un control inadecuado de los impulsos, un defectuoso sentido de la realidad y episodios psicóticos breves que necesitan ser atendidos.

Una vez definida la terapia habrá que trabajar en ella e incluso, en ocasiones, dar apoyo al tratamiento con los fármacos apropiados.