Consejos para manejar el estrés

Beneficios de la estimulación sensorial
noviembre 15, 2017
Técnicas de relajación y desarrollo para niños con TDAH
enero 15, 2018
Show all

Consejos para manejar el estrés

Consejos para manejar el estrés

Venimos hablando mucho, últimamente, en las anteriores entradas de nuestro blog, de la importancia de superar y afrontar esos estados de ánimo que no nos benefician y que nos ponen frente a estados de ansiedad, intranquilidad, estrés… Precisamente, la manifestación de ellos favorece, además, la aparición de síntomas vinculados al miedo, y pánico para enfrentar los aspectos de nuestro día a día que se vean perjudicados por ello. Es por eso por lo que, en la entrada de hoy, queremos daros algunos consejos y tips para que aprendáis a manejar estas situaciones y sepáis como combatir el estrés, antes de rendiros y sucumbir a sus, llamémoslos, no tan buenos encantos.

Saber aplicar esos consejos en nuestra vida depende de nosotros mismos y de la voluntad de sobreponernos para seguir adelante y plantarle cara. Por supuesto, podemos pedir ayuda y permitir que otros nos enseñen como aceptar esas nuevas líneas de acción. A continuación, os proponemos diez consejos a seguir y os invitamos a ponerlos en práctica siempre que lo necesitéis, sea por vuestra cuenta o, como decíamos, con la ayuda de profesionales del sector. En Rosa Mª Balsells Psicóloga os esperamos, siempre, para daros ese soporte y enseñaros la manera de salir adelante.

  1. Actuar con preaviso

Conocerse a uno mismo y saber prever esas situaciones que nos llevan ante el estrés, para reconocer nuestras reacciones y actuar antes de convertirlas en un auténtico problema.

  1. Reconocer los motivos

En concreto, saber cuales son las causas que nos han conducido hasta esa situación insostenible. Comúnmente, el estrés viene causado por la autoexigencia en relación con la familia, el trabajo y el dinero.

  1. No hacer hipótesis

Otro mal común entre el ser humano es preguntarse “¿y si…?”, sea cual sea la situación. Tanto para bien como para mal, debemos asumir los hechos y no preocuparnos sobremanera por cosas que ni han sido, ni sabemos el resultado que hubieran podido tener si hubiéramos decidido hacerlo de otro modo.

  1. No exagerar

La hipérbole es un recurso literario, no algo a lo que aferrarnos diariamente. Tender a dar más valor a pequeñeces que no nos son beneficiarias, ayuda a aumentar los niveles de estrés y ansiedad y a convertir en problemas, granos de arena.

  1. Aceptar ayuda

Un punto importante y en el que la mayoría de veces fracasamos. Tanto amigos como profesionales del sector se encuentran a nuestra disposición para aportarnos su visión y ofrecernos puntos de vista que, quizás, nos ayuden a reconsiderar nuestra ofuscación y dar solución por la vía rápida a aquello que nos reconcome.

  1. Hacer ejercicio

Una manera sana de relajar tensiones y liberar esa energía negativa, que a la vez, nos permite mantenernos en forma.

  1. Respirar

Un método de relajación del que ya hemos hablado en anteriores entradas. Existen ejercicios concretos de respiración altamente satisfactorios.

  1. No abarcar más de lo necesario

Otro punto clave. Suele suceder que, por no compartir nuestras inquietudes, seguimos asumiendo todos nuestros “males” y permitiendo que otros de nuevos se sumen a la carga que ya llevamos con nosotros encima. Cuando el cuerpo y la mente nos advierten y gritan no, debemos saber parar, deshacernos de ese exceso de sobrecarga y, solo después, seguir adelante con todo lo que pueda venir.

  1. Actitud

Asumir y aceptar lo que ocurre. Saber reconocer que sucede algo y marcar nuestros límites. Cambiar lo que se pueda cambiar. Aceptar lo que no, e intentar buscar el modo de superarlo si la situación no desaparece.

  1. Comer bien

Una mala alimentación y una pésima nutrición afectan no sólo al cuerpo, sino que también estresan la mente. Una persona sometida a un cuadro sintomático de estrés requiere más nutrientes, vitaminas y minerales.

Os animamos a tener presentes estos consejos. Nos vemos en nuestra próxima entrada.